PRESENTACIÓN DOLORES DÍAZ JOSÉ LUIS G. CÁCERES PUBLICACIONES PROYECTOS MAJO viaja ENLACES CONTACTO
BIOGRAFÍA
EDUCACIÓN
RADIO
PUBLICACIONES
CONTACTO
MAPA DEL SITIO
Fiestas Finales de Curso Educación infantil Educación Primaria
FIESTAS FINALES DE CURSO

Como en otras ocasiones anteriores, he asistido a una Fiesta final de Curso en un Colegio de Infantil y Primaria. Siempre lo había percibido, pero en esta ocasión analicé todo el trabajo que llevaba esa gran representación en la que participaba todo el centro en el patio de recreo.
Observé que todo el mundo estaba especialmente alegre, y observé como iban llegando las madres y los padres orgullosos con sus hijas e hijos. Sentía a mi alrededor la alegría, la sonrisa abierta, los abrazos, los corrillos entre niños y niñas de todas las edades.¡Qué alegría de escuela!







Los pequeños algo más tímidos porque sus trajes no eran los habituales. Casi todos esperan junto a sus familias que les llamen “a escena”. Los más mayorcitos, orgullosos de mostrar una imagen diferente a la que tuvieron durante el curso. Los de sexto, separados de sus padres, haciendo grupo con sus “compis”, para mostrar con orgullo que han crecido y son autónomos y suficientes. Las chicas, arregladas para el baile, guapísimas y presumidas con ese nuevo aspecto que lucían. Los chicos vestidos con chaquetas, presumían de ser ya un poco mas mayores que al principio de curso y entre risas con los compañeros echaban miradillas a sus compañeras que, vestidas para la fiesta, de pronto, habían crecido.
Me fijo en otro grupo interesante que son aquellas y aquellos que durante el curso no han podido lucir en sus grupo-clases, que no han sido los más valorados, ni han tenido una imagen atractiva, que no se saben expresar bien, que no tienen esa simpatía que les hace caer bien. Son tímidos y tímidas, pero también les hubiese gustado sobresalir







Fiesta Final de Curso II (Proyecto)

La alegría, la ilusión, el orgullo, la satisfacción, la recuperación, la superación. Premios y recompensas. Cualquiera de estas emociones son necesarias y requeridas para que una actividad de aprendizaje sea atractiva y tenga muchas opciones de éxito.Estas sensaciones me hicieron pensar en la labor del profesorado para conseguir una Fiesta Final de Curso con toda la movilización del centro, incluida la participación de las familias, con ese gran ambiente. Para conseguir que todos se esforzaran, sin esfuerzo. Que estuviese todo controlado, sin control, la participación activa, sin obligación. La colaboración de todo el claustro desde Infantil a Sexto. ¡Qué alegría de escuela!







¿Por qué se percibe la sensación de que todo el centro está a una?
Si nos fijamos, una FFC (Fiesta Final de Curso) es el resultado final de una Unidad Didáctica, (como se llamaba antes) o de un Proyecto (como lo llamamos ahora). Y por ello es posible diferenciar sus componentes.
En la fase de preparación, se encuentran los conocimientos previos del profesorado y la participación del alumnado para la elección de las piezas musicales o teatrales así como los movimientos de los bailes.
Aunque no se explicitan los objetivos y las competencias a desarrollar, son evidentes:Competencias comunicativas: Hablar, escuchar música, leer cuentos, o expresión oral (teatro).Competencias matemáticas: Coordinación tiempo-espacio - Situación espacial – Coordinación música y movimiento. Medidas, Cantidades y Operaciones.Competencias sociales: participación en actividades- percepción del grupo, expresión de emociones.Desarrollo de la creatividad: lingüísticas, musical, físicas, Expresión corporal







EVALUACIÓN DE LA FFC

Como todo proyecto educativo tiene su propia evaluación, aunque al no estar programado, no aparezca de forma explícita.
Sería interesante que en los centros educativos, una de las actividades a hacer pasada la fiesta, y una vez sin alumnado se hiciera esa evaluación a nivel del centro para ver como han funcionado los aparatos necesarios, el personal auxiliar, la iluminación, la música, la presencia de las familias, etc. Esto ayudará mucho para el curso siguiente.
Pero lo mas interesante son los diferentes aspectos que se observan en la evaluación del mismo proyecto de la FFC.
Para el alumnado: La evaluación es continua. Cada día se observa, se escucha y se corrige sobre la misma actuación. No se les manda a casa para que lo practiquen a solas.
El trabajo es en equipo, nadie puede hacerlo bien por separado.
Es más importante el trabajo en grupo que el individual. Todos apoyan y ayudan para que salga bien el resultado final.
Para el profesorado: El docente es el mayor interesado/a en que todos consigan sus objetivos (no escritos).
El trabajo global será la suma del trabajo del grupo.
El profesorado a cargo de la coordinación de los diferentes grupos participantes sabe que también será evaluado por sus propios compañeros y por las familias invitadas al acto.
Siente un gran orgullo por el resultado conseguido en este proyecto final, mucho más que con los que se haya realizado a lo largo del curso.
Lo único negativo, es que estamos a final de curso. Toda esta participación, toda esta ilusión por lo conseguido, toda esa alegría, se queda en el aire, en el recuerdo de nuestro paso por la escuela.
Si somos conscientes de que la FFC ha sido la última de las Unidades o Proyectos del programa educativo del curso,observamos que para su puesta en escena se han transmitido muchos aprendizajes, como se dijo en los objetivos y competencias, y un gusto por las artes escénicas como la danza, el teatro, plástica, tecnología, se ha desarrollado la afición por la música y practicado la satisfacción de trabajar en grupo.
¡Qué alegría de escuela!



Fiesta final de curso III (Reflexión)

¿Por qué esta alegría sólo se ve en los centros educativos al final de curso?
¿Y si, no sólo se finalizara el curso con una fiesta, sino que también se empezara el curso con una fiesta para recibir al nuevo alumnado y de paso activar sentimientos y relaciones positivas hacia la escuela?







Conozco un instituto que lo hace. Desde hace unos años y con la ilusión de algunos profesores y el apoyo del equipo directivo, alumnos del instituto que en años anteriores han pertenecido a un grupo de teatro, preparan una pequeña escenificación, de ambiente colegial y también intervienen otros alumnos que de forma individual tocan algún instrumento o bailan para los recién llegados. Esta primera visión del centro para romper miedos es un recibimiento por parte de este grupo de teatro que sorprende a las familias y al alumnado nuevo y les crea una actitud positiva hacia el centro y la nueva etapa de estudios que van a comenzar.
Por otro lado, a los antiguos alumnos se les hace copartícipes de la vida del centro, dándoles una participación en el acto de bienvenida y acogida al nuevo alumnado, lo cual les genera el sentimiento de formar parte de la comunidad educativa.
Para los centros de Primaria y de Infantil podría ser una idea programar una fiesta de bienvenida para los que se incorporan por vez primera. Quizás nos ahorraríamos algunos llantos y escenas penosas. En Primaria, para el alumnado que se estrena, se pueden aprovechar algunas de las actividades musicales o teatrales que hicieron los niños y niñas de los cursos superiores el año anterior y en educación infantil, se puede aprovechar la generosa disponibilidad de los familiares del alumnado de cursos anteriores o amigos cercanos para que cuenten cuentos o canten canciones con las que puedan bailar o cantar los primeros días.El objetivo es hacer un centro alegre, acogedor y vivo, que nos haga felices desde el primer día.



Mapa del SitioEdiciónContactoInformaciónParticipantes/ 2007- 2008