VIAJE A ARGENTINA

ARGENTINA,
país privilegiado,
de desmedidos contrastes,
donde la Naturaleza
ofrece exclusivas grandiosidades 


Llegamos al aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires




Pero nuestro primer objetivo era desplazarnos al
noreste de Argentina, la provincia de Misiones.
Allí está la zona de las tres fronteras.
Paraguay, Brasil y Argentina se juntan
en la unión de los ríos Iguazú y Paraná.  


Zona selvática donde aún se mantienen reservas de la etnia guaraní. Sobreviven con la artesanía de abalorios y animales representativos de la zona.





Visitamos los
yacimientos
mineros de
Wanda 


Y las majestuosas Cataratas de Iguazú









Paseamos por zonas boscosas de gran riqueza vegetal y una fauna peculiar   
EL RÍO IGUAZÚ

El río Iguazú, vital y generoso,
aliado de verdores y de lluvias,
compañero de selvas y humildades,
despierta emociones de un tesoro.

El río Iguazú creó vergeles de encuentro
en tres civilizaciones históricas:
guaraní, ibérica y africana
enlazadas por los envites del tiempo

En esta conjunción, es el desnivel
que convierte la abundancia en cataratas.
El agua se permite el grito arrogante
de su potencia, y la estridencia al caer.

El rio Iguazú salpica admiraciones
desbordando horizontes plateados,
haciendo natural lo inconmensurable;
que hace medible y prescindible al hombre

Pero el río Iguazú ya no está sólo
en su fecundidad ni en su belleza.
La Humanidad le premia su hermosura
y le llena de miradas y de asombros

José Luis Glez Cáceres